LA MINOTAUROMACHIE (1935). PICASSO EN SU LABERINTO

El pasado 14 de noviembre el Museu Fundación Juan March inauguró en su Gabinete de Obra Gráfica una pequeña exposición, La Minotauromachie (1935). Picasso en su laberinto, articulada en torno a la que algunos especialistas consideran la estampa más importante del siglo XX, La Minotauromachie, un aguafuerte de grandes dimensiones realizado por Pablo Picasso en 1935, una obra de tirada muy reducida y de la que apenas quedan ejemplares en España.

La Minotauromachie, 1935
La muestra cuenta también con una selección de estampas de la Suite Vollard, dedicadas a la imagen del minotauro, así como una selección de ejemplares de la revista surrealista Minotaure (1933-1939), cuya primera portada fue diseñada por Picasso.

Portada del primer número de la revista Minotaure, 1933
El minotauro, figura mitológica mitad hombre mitad toro, obsesionó a Pablo Picasso hasta el punto de dedicarle una extensa serie de grabados que culminaron en La Minotauromachie, considerada un precedente del Guernica.

La figura de este ser mitológico apareció por primera vez en la obra del artista en un collage en 1928, pero no fue hasta la década de los años treinta que se convirtió en un tema recurrente, siendo uno de los temas centrales en la serie de cien grabados que formarían la Suite Vollard, que Picasso realizó entre los años 1930 y 1937, por encargo del marchante de arte y editor Ambroise Vollard.

Minotauro con una copa en la mano y mujer joven, 1933
Estos grabados son un claro testimonio de la destreza de Picasso como dibujante y hacen referencia a una gran variedad de temas del universo picassiano. Las estampas pueden dividirse en cinco grupos, La violación, El taller del escultor, Rembrandt, El minotauro y El minotauro ciego, también hay algunos grabados sin una temática concreta y tres retratos de Vollard.

Minotauro ciego guiado por una niña, 1934
El conjunto puede considerarse una especie de diario íntimo del artista. A través de los grabados Picasso se representó junto a su joven amante Marie-Thérèse Walter, una joven de apenas diecisiete años a la que conoció en 1927 y por la que rompió su matrimonio con Olga Khokhlova. En ellos, el artista se representó a través de la figura del minotauro plasmando la fuerza de sus impulsos sexuales, desde el hombre-toro galán y amante al monstruo que acaba pagando sus excesos con la muerte.

La exposición se mostrará hasta el 31 de mayo de 2014.



0 comentarios:

Publicar un comentario