ARCO DE CONSTANTINO

Situado en Roma, en la antigua calle en la que se realizaban las procesiones triunfales, entre el Coliseo y la colina del Palatino. Fue erigido para conmemorar la victoria de Constantino I el Grande frente al emperador Majencio en la batalla de Puente de Milvio (312) en el año 315 de nuestra era.

Es el más moderno de los arcos de triunfo que se realizaron en la antigua Roma y en su construcción se utilizaron piezas provenientes de monumentos de mayor antigüedad, ya sea porque en esta época las habilidades técnicas y constructivas habían decaído o por el deseo de asociar el nombre del emperador al de los grandes emperadores de la antigüedad.

Se utilizaron esculturas del foro de Trajano, realizadas para conmemorar la victoria de este sobre los dacios, bajorrelieves extraídos de un arco de triunfo de Marco Aurelio, en los que se representan las victorias del emperador sobre los germanos y medallones de época de Adriano, en los que aparece la figura de Antinoo. Las cabezas de los emperadores fueron sustituidas por la de Constantino a la que en ocasiones se le añade el nimbus, una especie de aureola, que en época constantiniana se usaba para conferir sacralidad a la figura imperial.

Prisioneros dacios procedentes del foro de Trajano
Las bandas de los arcos laterales y los zócalos fueron realizados en época de Constantino y representan varias escenas de la batalla de Puente Milvio y su regreso triunfal a Roma. Las representaciones contrastan con las anteriores, más clásicas, debido a su simplicidad, hieratismo y falta de naturalidad, rasgos que anticipan el arte de la Edad Media, en el que se dará mayor importancia al simbolismo.

Relieves de época constantiniana
Mide 21 metros de altura por casi 26 de ancho y más de 7 de profundidad. Consta de tres arcos siendo el central más ancho y alto que el resto.

El cuerpo inferior se realizó a partir de bloques de mármol, mientras que la zona superior es de ladrillo con remates de mármol y aparecen unas inscripciones, iguales a ambos lados, que originalmente estaban compuestas por letras de bronce.

Inscripción
Al Emperador César Flavio Constantino, el más grande, pío y bendito Augusto:
porque él, inspirado por la divinidad, y por la grandeza de su mente,
ha liberado el estado del tirano y de todos sus seguidores al mismo tiempo,
con su ejército y sólo por la fuerza de las armas,
el Senado y el Pueblo de Roma le han dedicado este arco,
decorado con triunfos.

Durante la Edad Media la familia Frangipiani construyó sobre él para transformarlo en parte de una fortaleza y permaneció así hasta el año 1804, cuando las edificaciones medievales fueron destruidas y el arco fue restaurado.

0 comentarios:

Publicar un comentario