TUTANKAMÓN Y LA CAMARA SECRETA

Busto Nefertiti
En el 2006 el arqueólogo británico Nicholas Reeves sorprendió al mundo con la noticia de que había encontrado dos cámaras ocultas tras los muros de la tumba del faraón Tutankamón.

El hallazgo se produjo a partir de unas imágenes escaneadas en alta resolución de la tumba del faraón que Reeves estudió con detalle, descubriendo pequeñas marcas en las paredes norte y oeste, unas hendiduras que podrían corresponder a puertas selladas y que se sumarían a un estudio realizado por el Instituto Getty de Conservación en el que se hallaron diferencias en la decoración de la pared norte, las figuras se pintaron directamente sobre un fondo blanco, que posteriormente se rellenó de amarillo, mientras que el resto de paredes se pintaron de blanco, sobre este una capa de amarillo y por último las figuras, apoyando la idea de que la pared norte se realizó con posterioridad a las otras tres.
Tumba Tutankamon

No es la primera vez que ocurre un hallazgo como este, en el año 2000 se realizó un estudio con georradar en varias zonas del Valle de los Reyes, descubriéndose una anomalía cerca de la tumba de Tutankamón (llamada KV62- Kings Valley 62) que llevó al descubrimiento de un pozo de embalsamamiento, en el que se encontraron sarcófagos y material relacionado con la momificación, sales, vendas de lino, inscripciones y cerámicas.

Reeves tuvo que realizar toda esta investigación desde la distancia, ya que en 2002 fue expulsado de Egipto por Zahi Hawass, por aquel entonces todopoderoso secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto, acusado de tráfico ilegal, la peor acusación que se le puede hacer a un arqueólogo, aunque la acusación no se pudo sostener por falta de pruebas. A pesar de esto Reeves no pudo regresar hasta 2010, tras la primavera árabe de Egipto en la que Hawass cayó ya que mantenían una larga relación de desencuentros y acusaciones.

Cámaras ocultas tumba Tutankamon
El nuevo ministro de Antigüedades egipcio, Mamdouh Al Damati, invitó al egiptólogo a regresar a Egipto coincidiendo con nuevos estudios sobre la tumba de Tutankamón. Hirokatsy Watanabe se encargó de escanear la tumba confirmando la existencia de puertas tapiadas disimuladas a través de las pinturas, que se unen a los resultados de las pruebas termográficas que detectaron corrientes de aire y puntos fríos, indicadores de un espacio vacío tras la pared.

Todas las pruebas apuntan a la existencia de las cámaras ocultas, aunque los resultados se han de analizar con más detenimiento y a partir de las conclusiones se estudiará un plan de trabajo, estando totalmente descartado tocar alguna de las paredes de la tumba de Tutankamón.
Pared oeste tumba Tutankamon
Según el jefe del departamento de Antigüedades de Luxor, Mustafa Waziri, se intentaría acceder desde el exterior o desde una de las cámaras laterales de la tumba, como la cámara del tesoro, cuyas paredes no están decoradas.
Pared norte tumba Tutankamón
La tumba del faraón Tutankamón ha despertado un gran interés desde su descubrimiento, no sólo por ser la única tumba intacta que se haya encontrado en el Valle de los Reyes sino también por sus peculiaridades, demasiado pequeña para un faraón y con una decoración que solía ser usada en las tumbas destinadas a las reinas. Según Reeves nos encontramos ante una tumba dentro de una tumba. El enterramiento de Tutankamón se habría realizado en la parte exterior de una sepultura que ya existía y que se habría adaptado para tal fin.

De aquí a que se abran las especulaciones sobre que se puede hallar en la cámara oculta. El sepulcro de Nefertiti, esposa del padre de Tutankamón, Kiya, segunda esposa de Akenatón y madre de Tutankamón, o Meritatón, hija de Akenaton y Nefertiti y esposa de su padre.



2 comentarios:

  1. Los nombres de las paredes están intercambiados

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el comentario, ya está corregido.

    ResponderEliminar