BESOS EN EL ARTE


Brotherhood Kiss (1990) Dimitri Vrubel
Dios mío, ayúdame a sobrevivir a este amor mortal

Realizado para la East Side Gallery del muro de Berlín, representa el beso entre los líderes socialistas Erich Honecker y Leonid Brézhnev.

A pesar de lo que la imagen pueda parecer, no representa un beso con connotación sexual sino un beso de hermanamiento de los que fueran presidentes de la Unión Soviética y la República Democrática Alemana durante la celebración del 30 aniversario de esta última en 1979.


El Beso (1889) A. Rodin

Una de las representaciones más icónicas del arte, representa a una pareja unida en un apasionado beso que les llevaría a la muerte.

Rodin representó a Francesca y Paolo, dos amantes condenados al infierno según la obra El Infierno de Dante, en su primer beso.


Amantesde Ain Sajri (c. 10.000 A.C.)

Hallados en una de las cuevas de Ain Sajri, cerca de Belén, se encuentran actualmente en el British Museum.

Tallada en una sola piedra se considera la representación más antigua de un amor sexual, y aunque la pareja no tiene cara y es imposible determinar su género sexual, representa claramente un beso.


El Beso II (1962) Roy Lichtenstein

Roy Lichtenstein fue uno de los máximos representantes del pop art americano, su estilo se caracterizaba por reproducir a gran escala las viñetas de los cómics, realizados a mano, con la misma técnica de puntos y los mismos colores primarios y brillantes que se utilizaban para imprimir estos.

En el beso II representó el apasionado beso de dos amantes siguiendo este estilo.

En 1990 fue subastado y comprado por el propietario de una galería japonesa por seis millones de dólares.


El Beso Robado (1790) J.H. Fragonard

Las representaciones de besos fueron realmente muy raras en la pintura renacentista, pero a partir del siglo XVIII, con la llegada del movimiento rococó, el amor erótico se convirtió en un tema frecuente entre los más destacados pintores franceses.

En esta obra de Jean-Honoré Fragonard se representa a una joven sorprendida por el beso de un admirador.



La pintura, la más conocida del artista austríaco, representa a un hombre sujetando a una mujer entre sus brazos mientras la besa.

Fue exhibida por primera vez en la Exposición de Arte de 1908 en Viena bajo el título Los Amantes y adquirida por el gobierno austríaco por una cifra astronómica, 25.000 coronas cuando el precio más alto pagado por una pintura en Austria habían sido 500 coronas.

0 comentarios:

Publicar un comentario