LA PIRÁMIDE DE ROMA

Pirámide Cestia y puerta de San Paolo
La arquitectura funeraria romana en un principio siguió la tradición etrusca de construir tumbas circulares en forma de túmulos, inspirados en las tumbas de Cerverteri, que en Roma adquirieron unas dimensiones monumentales.

Posteriormente, con la conquista e integración de nuevos territorios al imperio, empezaron a difundirse nuevos ritos y arquitecturas que se reflejaron en la construcción de los monumentos funerarios romanos.

Uno de estos ejemplos lo encontramos en la construcción de la pirámidede Cayo Cestio, también conocida como pirámide Cestia, sepultura de Cayo Cestio Empulón, magistrado romano y miembro del Septemviri Epulonum, uno de los grandes cuatro colegios de Roma.

Fue construida entre los años 18 y 12 A.C. siguiendo modelos egipcios, más propios de la época ptolemaica que de las conocidas pirámides de época faraónica. Este tipo de construcciones se habían puesto de moda tras la conquista de Egipto en el 30 A.C. por Octavio.

Ruinas con la pirámide de Cayo Cestio
(1730) G.P. Panini
También en Roma, cerca de la basílica de San Pedro Vaticano, se encontraba otra tumba en forma de pirámide conocida como la Meta Romuli, llamada así durante la Edad Media ya que junto con la pirámide Cestia, Meta Remi, se identificaron como las tumbas de los fundadores legendarios de la ciudad, Rómulo y Remo. Esta pirámide se conservó hasta principios del siglo XV cuando el papa Alejandro VI la demolió para construir la nueva Via Alessandrina.

La pirámide Cestia se construyó extra muros siguiendo las leyes del momento, que prohibían la construcción de monumentos funerarios dentro de las ciudades, aunque con la extensión de la ciudad en el siglo III ya se encontraba rodeada de edificios.

En este mismo siglo, bajo el mandato del emperador Aureliano, se empezó a construir una muralla defensiva, muralla aureliana, para proteger la ciudad de las invasiones bárbaras. Ésta tenía una extensión de diecinueve kilómetros y entre sus muros se integraron, entre otros monumentos, la pirámide Cestia o el Castillo Sant'Angelo, mausoleo de Adriano, lo que permitió que se salvasen de la destrucción, en la Edad Media, y posteriormente, los antiguos templos y monumentos romanos fueron usados como canteras para las nuevas construcciones cristianas.

El cuadrado de la base de la pirámide mide 29,50 metros de lado, 100 pies romanos, y tiene una altura de 36,40 metros.

Pirámide de Cayo Cestio (1749) J.M.W. Turner
La construcción se realizó a partir del opus caementicium, una mezcla de mortero y piedras, con un revestimiento exterior de mármol blanco travertino. En el lado oeste se encuentra una pequeña puerta que lleva a la cámara funeraria, de planta rectangular y abovedada, bóveda de cañón, las paredes estaban revestidas con el opus latericium, capas de ladrillos, y enlucidas lo que permitía una decoración pictórica que se ha relacionado con el tercer estilo.

En 1663 por orden del papa Alejandro VII se realizaron una serie de excavaciones y una restauración en la que se arreglaron las superficies de mármol y se corrigieron las deformaciones del revestimiento.

La pirámide cuenta con varias inscripciones antiguas, una repetida en los lados este y oeste y dos grabadas en las bases de las estatuas de bronce que se encontraban en el exterior y representaban al difunto, en las que se documentan los cargos públicos y los herederos del difunto.

0 comentarios:

Publicar un comentario