ARTE EN PALMA: DEVICE TO ROOT OUT EVIL

Device to root out evil (1997) en Palma
Dennis Openheim fue uno de los artistas más innovadores del siglo XX y un precursor del arte conceptual.

Estudio de
la obra
En los años 60 empezó a experimentar con diferentes medios artísticos como la escritura, vídeo, fotografía o el cine y entró en contacto con diferentes movimientos como el Body art o el Land art, aunque sobre todo destacó como escultor.

En 1997 realizó una de sus obras más polémicas Device to root out evil, dispositivo para arrancar el mal, expuesta en la Bienal de Venecia de ese mismo año y en la que representó una iglesia, de unos 6 metros de altura realizada en acero, aluminio y cristal, invertida.

La obra fue representada con su campanario enterrado en la tierra, Openheim buscaba de esta manera conferirle a la obra el significado opuesto, ya que apuntando el campanario al suelo se dirigía hacia el infierno en lugar de hacia el cielo.

En un principio fue concebida para instalarse en las calles de Nueva York, donde el artista residía, pero debido a la controversia que podía originar entre la población religiosa se rechazó, empezando un periplo por diferentes ciudades, Venecia, Vancouver y finalmente Calgary (Canadá).

En 1999 aprovechando la celebración de la Universiada, se instalaron varias esculturas del artista en diversos lugares públicos de Palma y, gracias al galerista Joan Guaita, se colocó una réplica de la escultura en la plaza Puerta de Santa Catalina.

Device to root out evil (1997) en Vancouver (canadá)



0 comentarios:

Publicar un comentario